top of page
Buscar

Descubre el papel de la vitamina D en el desarrollo del cáncer

¿Sabías que tener niveles adecuados de vitamina D ayuda a disminuir el riesgo de padecer cáncer? Te explicamos su función en el cuerpo humano y cuál es su relación con esta enfermedad.

Las vitaminas son un grupo de sustancias necesarias para el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo normal de nuestro cuerpo. De hecho, existen 13 vitaminas esenciales, cada una con particularidades y labores distintas; la vitamina D es una de ellas.


En la población sana se considera en general que la 25OH D3 debe estar en valores de 20 ng/ml (50 nmol/L) para considerarse como suficientes, sin embargo para mantener la salud ósea el límite seria 30 ng/ml (75 nmol/L).


Estudios epidemiológicos han demostrado que en zonas geográficas con mayor exposición a los rayos UVB existe una menor incidencia y mortalidad en ciertos tipos de cáncer, entre ellos mama, colon, ovario y próstata. La vitamina D ha demostrado actividad a través de la vía del receptor de la Vit D (VDR) sobre las células tumorales y de forma indirecta regulando el comportamiento de las mismas a través del microambiente de las células estromales, tejido adiposo y citoquinas inflamatorias. Específicamente sobre el cáncer de mama y el crecimiento celular el receptor VDR es muy importante para su progresión a metástasis y los niveles bajos de Vit D serían facilitadores de las mismas.


Existe la evidencia de una menor incidencia de cáncer de mama en mujeres con niveles considerados adecuados de 25(OH) D3 respecto a los niveles deficitarios. Valores por debajo de 20 ng/ml podrían ser considerados como factor de riesgo modificable para el cáncer de mama.


Se han publicado estudios observacionales que han demostrado relación significativa entre exposición solar e incidencia de cáncer. En el estudio prospectivo americano a 9 años realizado por el National Institutes of Health (NIH)-AARP Diet and Health Study, se demostró un mayor riesgo de melanoma de hasta un 22 % mientras que disminuía el riesgo de linfomas, cáncer de colon, próstata o de riñón entre un 10 % y un 17 % entre otros tipos de cánceres.


En cuanto a estudios que hayan relacionado los niveles séricos de 25(OH) D3 y cáncer, es relevante destacar un meta-análisis en el que se demostró una reducción de hasta un 50 % en el riesgo de cáncer colorectal cuando los niveles de Vit D estaban por encima de 33 ng/ml respecto valores de 12 ng/ml. La evidencia de una menor incidencia de cáncer de mama en mujeres con niveles considerados adecuados de 25(OH) D3 respecto a los niveles deficitarios se ha demostrado recientemente en el estudio de McDonell y Cols.

A partir de datos de dos ensayos clínicos con 3.325 pacientes y una cohorte prospectiva de 1.713 pacientes que recibían suplementos de calcio y vitamina D y a los que se les analizaban los valores de Vit D cada 6 meses, los autores han demostrado hasta un 82 % menos de incidencia de cáncer de mama en el seguimiento prospectivo de hasta 4 años en las mujeres con valores de 25(OH) D3 entre 20 ng/ml y 60 ng/ml respecto a < 20 ng/ml. Además, los propios autores han demostrado una correlación en la incidencia del cáncer de mama y los diferentes niveles de Vit D, asumiendo una curva dosis-respuesta y por ello han considerado el déficit de Vit D como un factor modificable para el riesgo de cáncer de mama.


Los datos de los ensayos clínicos dirigidos directamente a demostrar la eficacia de los suplementos de Vit D sobre la incidencia del cáncer no han sido concluyentes y han generado polémica sobre el tema. Así el estudio VITAL y los meta-análisis relacionados, no han demostrado menor incidencia de cáncer con la suplementación de Vit D, aunque si menor mortalidad en el meta-análisis.


Se han publicado hipótesis para explicar este fallo en demostrar la eficacia de la suplemento con de la Vit D. Entre ellos problemas metodológicos de inclusión de pacientes, diferencias en raza y residencia de población de los mismos, metodología de análisis de los niveles de 25(OH) D3, permisibilidad de ingesta de suplementos vitamínicos y exposición solar y especialmente, problemas al analizar la población con obesidad.


Así en el propio estudio VITAL los pacientes con índice de masa corporal (IMC) por debajo de 25kg/ m2 presentaban reducción significativa de cáncer mientras que en otras categorías de IMC no se producía. La Vit D tiene una gran afinidad por el tejido graso por lo que al administrar suplementos de Vit D las personas con sobrepeso necesitan mas cantidad de suplemento para alcanzar niveles adecuados de 25(OH) D3.


¡Te invitamos a practicar el autocuidado! Los hábitos saludables, la prevención y las revisiones regulares son factores clave para la salud. Juntos podemos reducir el impacto de esta enfermedad.


Clínica de Oncología Astorga. Siempre contigo.


Fuente: Santiago Escobar Gómez, mastólogo.


4 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page